ISO 9001:2015 NOVEDADES SIGNIFICATIVAS

Para el próximo mes de septiembre de 2018, todas las compañías cuyo sistema de gestión de calidad esté certificado en ISO 9001:2008 debe actualizarse a la nueva norma ISO 9001:2015.

Dependiendo de las necesidades, tamaño, objetivos u otros elementos que los directivos de estas organizaciones deban tener en cuenta, existe la posibilidad de una actualización a la nueva norma, o bien, a realizar una implantación “desde cero”. En todo caso, ésta es una decisión de la propia corporación.

Si bien es cierto que existen bastantes novedades, expondremos cuáles, a nuestro parecer, son las más significativas.

Claridad en la redacción

La norma tiende a crear un sistema más explicativo y menos prescriptivo, sin perder el rigor en el planteamiento de los requisitos.

Aplicabilidad de la Norma

Como novedad, en el apartado 1 “campo de aplicación”, no se hace ninguna mención específica a posibles exclusiones, reforzando el carácter genérico la Norma y la pretensión de la aplicación de todos sus requisitos para todas las organizaciones, aunque que se reconoce que, por causa del tamaño de la organización, su modelo de gestión o el rango de actividades que lleve a cabo, podría suceder que determinado requisito no pudiera ser aplicado. En estas circunstancias, la organización podría determinar y justificar la no aplicabilidad del requisito, siempre que esto no afecte su capacidad para proporcionar productos y servicios conformes y aumentar la satisfacción del cliente.

Enfoque a procesos

El apartado 4.4 “Sistema de gestión de la calidad y sus procesos” quedan descritas las claves para la aplicación du una correcta gestión de los procesos:

  • Los procesos necesarios, así como su secuencia e interacciones.
  • Los elementos de entrada y resultados esperados.
  • Los criterios y métodos de seguimiento y medición para asegurar su eficacia, incluyendo los indicadores
  • sobre su desempeño
  • Los riesgos y oportunidades que hay que tratar para conseguir los resultados previstos, planificando e implementando las acciones adecuadas
  • La asignación de responsabilidades
  • Los recursos necesarios
  • Las oportunidades de mejora de los procesos 

Enfoque basado en el riesgo

El enfoque basado en el riesgo representa el carácter preventivo del sistema de gestión de la calidad, y de manera implícita ha estado siempre presente en la Norma, prescindiendo a estos efectos del apartado específico sobre “acciones preventivas”.

El conocimiento en la organización

Podemos considerar el apartado 7.1.6 “Conocimientos de la organización” como un acercamiento de ISO 9001 en concepto de gestión del conocimiento: “la organización debe considerar el conocimiento obtenido en el desarrollo de su actividad y poner a disposición este conocimiento en la medida de lo necesario para lograr la conformidad de los productos y servicios”.

Integración con otras normas de sistemas de gestión.

Siendo uno de los objetivos fundamentales en ISO 9001: 2015, el facilitar la integración con otros sistemas de gestión, se mantienen la estructura, textos, términos y definiciones comunes establecidos por ISO para todas las normas de sistemas de gestión.  Como consecuencia, se adoptan conceptos nuevos para ISO 9001, como “partes interesadas”, o “contexto de la organización”, y se establecen requisitos para considerar esta información y su impacto en la planificación del sistema de gestión de la calidad.

Información documentada

No se establece, por tanto, la necesidad específica de determinados tipos de documentos (procedimientos documentados, manuales, etc.). Por “información documentada” se entiende tanto la determinación del sistema de gestión, incluidos sus procesos, como la documentación necesaria para la realización de las actividades (documentos), y la evidencia de los resultados alcanzados (registros).

Esperamos que este artículo os haya ayudado a conocer un poquito mejor las novedades que nos encontramos en la norma. Si tenéis cualquier consulta no dudéis en contactar con nosotras y lo hablamos personalmente. ¡Hasta pronto!